Ilusión y buenas perspectivas

//Ilusión y buenas perspectivas

Ilusión y buenas perspectivas

Hola a todo el mundo.

Después de innumerables horas filosofando sobre mis percepciones del mundo que nos rodea gracias al feedback que me ofrece trabajar abierto a la sociedad, he decidido que era hora de reflejar esas conclusiones y formas de ver la vida en este pequeño rincón.

Resulta muy apasionante poder conocer, conversar y aprender de las docenas de personas con las que me cruzo por mi trabajo. Todo el mundo tiene algo que aportar, todos tienen algo que decir, una experiencia acumulada, unos conocimientos adquiridos, y una vida que contar. Y yo les escucho, porque la completa sabiduría (si es que se puede obtener en alguna ocasión) proviene precisamente de la suma de las pequeñas sabidurías humanas.

Cada persona aportamos nuestro granito de arena y de este modo acabamos formando una gran montaña de experiencias vitales, de momentos inolvidables y de aprendizajes únicos.

Me siento enormemente orgulloso y feliz de poder trabajar en loque trabajo, de que el destino me permita asomarme a la vida de tantas personas que tienen tanto que ofrecerme, y aprender de ellas. Y me siento tan en deuda por ello que me parece la mejor idea de todas poder abrir este nuevo canal de comunicación donde poder compartir con todos vosotros/as las vivencias, enseñanzas y experiencias que este -mi bonito- trabajo me ofrece cada día.

Cuando de verdad te gusta lo que haces, cuando de verdad te sientes feliz con tu misión, cuando trabajas de corazón, poniendo el máximo cariño y respeto a lo que haces… la gente lo percibe. Aquí no se  trata de trabajar por trabajar, de lo que se trata es de ofrecer lo mejor de uno mismo, porque la misión es importante: mejorar el mundo y hacer a la gente feliz. Ese es mi propósito personal y profesional. Y eso se consigue con empeño, innovación, calidad y mucho cariño. Y es que después de tantos años trabajando en la educación y en lo social, me siento orgulloso de mí, de lo que he logrado, de todos los amigos y amigas que he conseguido en el camino y de todos los buenos momentos que he podido generar en las personas.

Pero esto es el principio. Queda mucho por hacer. Este mundo necesita una buena mano de pintura. Así que aquí estoy dispuesto a prestar mi colaboración. Estoy absolutamente convencido que merece la pena esforzarse por hacer las cosas bien y que eso traerá buenos resultados. Construyendo un mundo mejor.

By |2019-05-07T11:18:59+01:007 mayo, 2016|No categorizadas|

About the Author: